PUTAS

Las mujeres no están a la venta. Tampoco deben ser angelicales, ni puras.

Que hagan de su cuerpo lo que les venga en gana y no por ello se les violente.